Inspecciones de cubiertas planas por medio de termografía aplicada con drones

Drone by Drone realiza trabajos de termografía aplicada mediante drones. Esta potente herramienta aérea posibilita la inspección de cubiertas y tejados en grandes naves industriales. Las cámaras termográficas elevadas mediante drones son la herramienta perfecta para evaluar el estado de las cubiertas, ofreciendo una solución rápida y económica para inspeccionar cubiertas en instalaciones industriales.

Los drones dotados de cámaras termográficas permiten reducir los costes de las inspecciones frente a los medios tradicionales mediante trabajos verticales o el montaje de aparatosos andamios.

Las imágenes aéreas en el espectro térmico posibilitan supervisar la estructura o la construcción en su totalidad, desde un punto de vista privilegiado para poder inspeccionar cada parte del elemento.

En el caso de las cubiertas planas de naves industriales, un pequeño defecto de construcción, un inadecuado mantenimiento o un envejecimiento prematuro de los materiales de construcción por acción de la contaminación atmosférica o por fenómenos meteorológicos, puede generar filtraciones de agua o deficiente sellado térmico del edificio. El agua almacenada en la cubierta del edificio afecta negativamente a la durabilidad de los materiales aislantes, además de ser el causante de incómodas fugas y goteras.

La diferencia de temperatura existente entre las zonas con humedad y las zonas con acabado correctamente sellado (secas) permite la identificación y localización de las primeras por medio de cámaras termográficas.

Las inspecciones por medio de drones y cámaras termográficas permiten por tanto la identificación y localización de las patologías que presenta la presencia de humedad sobre la cubierta, permitiendo a los técnicos de mantenimiento diseñar las acciones correctoras de una manera rápida y económica.

Drone by Drone por medio de su amplia flota de drones posibilita este tipo de trabajos, ya que cuenta entre su arsenal con cámaras termográficas, como la nueva FLIR XT radiométrica capaz de adaptarse a la perfección a los drones DJI Inspire 1 y Matrice 600 que la empresa operadora de drones posee.

Sirva como ejemplo una inspección realizada sobre una cubierta industrial, en la que se puede apreciar las zonas con presencia de humedad y con aislamiento térmico deficiente, lo que convierte a la instalación en poco eficiente desde el punto de vista energético.

Comparte esta noticia