Control de Calidad de Aguas y Vertidos Contaminantes mediante drones

Los drones son una herramienta fundamentar en lugares de difícil acceso ya que nos aportan una perspectiva aérea sin igual. En el caso de extensiones de agua, tanto grandes como pequeñas, los drones nos permiten observar su superficie desde diferentes alturas y perspectivas.

Drone by Drone, por medio de su amplia flota de drones, realiza trabajos de supervisión de vertidos contaminantes así como de control de aguas, un trabajo clave para la calidad medioambiental, tanto químico como ecológico.

Los drones además permiten la recogida de muestras a distancia y en el punto preciso de análisis, tanto en superficie como en profundidad.

La preservación del Medio Ambiente mediante drones se realiza por medio de cámaras multiespectrales, termográficas o de espectro visible, ya que se permite distinguir con facilidad desde el aire los cambios en la superficie líquida, tanto marina, de ríos o de lagos y embalses, debido a múltiples factores. En algunos casos, los cambios de temperatura o los cambios de reflectancia del agua, debido a la presencia de sustancias contaminantes, captados por los sensores que portan nuestros drones, permiten la detección temprana de vertidos, así como su control y evaluación.

Los trabajos que la empresa operadora de drones viene realizando en materia medioambiental tienen lugar tanto en mar abierto sobre grandes extensiones de agua como en extensiones de menores dimensiones como pueden ser las estaciones depuradoras de aguas residuales o EDAR.

Los drones o RPAS siguen constituyéndose como un herramienta fundamental en múltiples sectores, y su desarrollo tecnológico está permitiendo realizar cada vez más trabajos de manera más eficiente, rápida y precisa.

La fotografía aérea realizada mediante drone que se muestra corresponde a una captura infrarroja sobre una planta de tratamiento de aguas residuales.


Comparte esta noticia